José Oliva

7 principios para tus metas

Metodología SMART + 2 pasos

Mesa de trabajo 4

No pretendo redescubrir la metodología SMART para alcanzar metas, puedes leer muchísima bibliografía del tema, así que la voy a resumir muy rápidamente.

Si logras que tus metas tengan estas 5 características, las desarrollas y las pones por escrito ya tienes el primer paso. El éxito en tus metas llegará mucho más fácilmente si te encargas de que cumplan esta metodología.

 

Sin embargo, como te decía, este artículo no es para volver a hablar de las metas SMART, asumo que ya sabes algo de ella y sino, es momento de que investigues y vuelvas a esta parte.

 

Yo apliqué esta metodología por años, y lograba metas, pero al tiempo volvía atrás, quizás no tan atrás que donde empecé, pero definitivamente volvía atrás.

 

Por ejemplo, en 2015 corrí un maratón, me preparé en solo 4 meses, que para ser mi primer maratón completo de 42K, era un super reto, esta meta cumplía todos los puntos de la metodología SMART. Sin embargo, desde que terminé, pasé más de 2 años sin volver a correr, ni un solo Kilómetro.

 

En 2018 volví a entrenar un poco, para en 2019 acometer mi MEGA-META, correr una carrera de 100k, entrené por más de 7 meses y logré mi resultado, para marzo de 2020 logré correr mi 100k.

 

Sin embargo, de nuevo, esta vez pasé 6 meses sin correr, aunque coincidió con la pandemia, definitivamente podía haber hecho más.

¿Qué se esconde detrás de todo esto

y cómo lo he superado con 2 pasos?

En mi caso, lo que hay detrás es falta de compromiso, por no tener un propósito claro. Mi idea no era correr, yo quería adelgazar, llevar un estilo de vida más saludable, estar más sano y sobre todo ser un padre más activo y longevo para mi hija nacida en 2017.

 

No lograba mejorar mi dieta, no lograba bajar sustancialmente de peso y no cambiaba mi estilo de vida, sin embargo sí que conseguía estas metas tan grandes para mí. ¿Por qué?

 

Ahora sí lo he logrado, este año 2021 estoy más delgado que nunca, he perdido 17 Kilos o 38 Libras, he cambiado mi estilo de vida, mi imagen y definitivamente he logrado mi gran meta.

¿Cuál ha sido la diferencia?

Paso 1: El propósito

Cuando mi propósito era correr una distancia, luchaba hasta conseguirlo, pero ¿y después? nada de nada, me quedaba sin propósito.

Así que cambié mi propósito por un propósito que me dé vida, que me anime cuando no pueda más y que sea eterno, un propósito que jamás abandonaré.

Mi propósito pasó a ser: “Mejorar mi salud y ser un padre activo y fuerte más allá de los 60 años, cuando mi hija cumpla 20”.

 

Este propósito me hace no caer en la tentación de una comida fuera de lo pautado, si me salto un entrenamiento, debo hacer algo ese día que me acerque a ese propósito y es tan fuerte que solo con cerrar los ojos 1 segundo y ver la imagen de ella, me permite superar cualquier problema.

 

¿Cuál es tu propósito? Te invito a que busques un propósito tan grande, que no te importaría perderlo todo, con tal de alcanzarlo.

Paso 2: Conocimiento + Acción

Puedes tener todo el conocimiento del mundo antes de iniciar, ser un magnífico estratega, pero si no te mueves rápido, los resultados no llegarán. O puedes ser un accionador eterno y constante, que si no tienes el conocimiento requerido, te costará mucho llegar a tu meta o no llegarás.

 

En mi caso, empecé a estudiar, busqué los mejores entrenadores, me inscribí en cursos de nutrición, seguí cuentas de Redes Sociales de esos temas, libros, podcast, recopilé toda la información que pude, y la apliqué de inmediato. Prueba y error, lo que me servía lo incorporaba y lo que no, lo desechaba de inmediato.

 

Una vez agregué el propósito y el conocimiento + acción, me acerqué a mi meta de una forma exponencial, lo que antes me tomaba sufrimiento y meses o años, ahora lo alcanzo disfrutando en cuestión de semanas.

 

Espero que te sirva, cuéntame de tu propósito y tus metas en los comentarios.

Top